Perder el miedo puede esperar…

perder el miedoLas emociones siempre nos muestran dos caras de una misma moneda, el lado amable y el lado oscuro (perder el miedo). Con el miedo ocurre lo mismo, también tiene una lado amable y un lado oscuro.

Tal vez, me dirás que solo el lado oscuro y triste del miedo te ha acompañado hasta la fecha. La ansiedad, la desesperanza, la frustración, la amargura, la culpa, los celos, y la tristeza…

Pero te vamos a demostrar que el miedo funcional también tiene su lado amable y agradecido, que también tiene su corazón, es sensible y puede ayudarte.

Porque no siempre hay que perder el miedo

Veamos a continuación algunas ventajas que te sugieren que no siempre tienes que perder el miedo funcional:

1. El miedo funcional te da responsabilidad para que enfrentes los retos de mejor forma.

2. El miedo te mantiene despierto y alerta, lo cual puedes utilizar para visualizar oportunidades.

3. El miedo evita que caigas en peligros que te ocasionen daños irreparables.

4. El miedo funcional te convierte en reflexivo para que analices antes de actuar.

5. El miedo te canaliza la energía para que puedas utilizarla en la acción que prefieras.

Pero, si tu entiendes que el temor del cual sufres es extremo y/o disfuncional, es decir, te paraliza y no permite que vivas una vida normal, debes descargar mi reporte gratuito para comenzar a eliminarlo y perder el miedo.

*Reporte GRATIS: “Cómo Comenzar a perder el miedo y el Temor en Menos de 7 Días” Haz Clic AQUI y Descárgalo AHORA!

Podrías también mirar el punto de vista estratégico de los negocios y del mercado, que te dicen que si no puedes vencer al enemigo es mejor unirte a él, tenerlo de amigo, tenerlo cerca para conocer sus movimientos, aprovecharlo para que no luche contigo y por el contrario te apoye en tus necesidades y quehaceres diarios.

No siempre hay que perder el miedo sino convertirlo en aliado, unirse a él, tenerlo de amigo, conocer sus movimientos y manifestaciones, y aprovecharlo para que actúe a tu beneficio.

Si el miedo te puede ayudar a que seas más responsable, ¿por qué no tenerlo de amigo? Si el miedo te facilita ver oportunidades que de otra forma no verías, ¿por qué no tenerlo de tu lado?

Si el miedo te aleja de los peligros y evita que te metas en problemas, ¿por qué no utilizarlo? Si el miedo te añade reflexión para que pienses antes de actuar, ¿por qué no sacarle provecho? Si el miedo te da energía para que superes tu desempeño y esfuerzo normal, ¿por qué no recibir su apoyo?

Si deseas perder el miedo, debes antes evaluar lo que también puedes perder con su alejamiento. Por ello, no intentes luchar con él sino convertirlo en tu aliado. Eso sí, evitando que se tome atribuciones que no le corresponden, que no te paralice ni evite que asumas actuaciones que te darán beneficio.

De otra parte, ten presente que perder el miedo no se puede, sino solo administrar, porque las emociones no se eliminan sino se manejan, a menos que dejes de sentir, lo cual no se puede lograr mientras estés vivo. Así que la mejor decisión es aliarte con el miedo.

Si yo logré perder el miedo, no descansaré hasta que tú también lo logres y alcances tu sueño!

¿Ha sido este artículo útil para ti? Si deseas más información para perder el miedo comparte tu opinión conmigo en los comentarios.

Gracias y bendiciones

Héctor Ramos – Ahora soy libre y vivo sin miedo…

Reporte Gratis: “Cómo Comenzar a perder el miedo y el Temor en Menos de 7 Días”

Anuncios

Acerca de Héctor Ramos

Mi nombre es Héctor Ramos, y mi gran motivación es ayudar a las personas que están sufriendo la enfermedad del miedo. Enfermedad que yo sufrí crónicamente desde mi infancia (llegando a padecer de fuertes ataques de pánico) hasta que cumplí 26 años de edad. Aquí es cuando me harto de mi situación, en la que me encontraba paralizado, en pánico y con un nivel de ansiedad terrible. Un día, recuerdo que fue un viernes en la tarde, me hablé fuertemente y dije “BASTA YA DE SUFRIR”. Desde ese mismo día comencé la búsqueda de técnicas, pasos y estrategias probadas para perder el miedo. Gracias a Dios luego de 4 años de estudio y prueba, hoy puedo decirte con SEGURIDAD estas palabras: Ahora soy libre y vivo sin miedo…
Esta entrada fue publicada en perder el miedo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s